viernes, 16 de febrero de 2018

La importancia de la lectura

Cabe mencionar antes de abordar la temática que no soy buena con la escritura, me encanta leer y deslumbrarme de la capacidad que tienen algunos seres humanos para plasmar en letras tantos pensamientos e imágenes de nuestra sociedad incluso imaginarse otras sociedades con la complejidad que eso abarca.


La capacidad que tienen algunos seres humanos de imaginarse un sistema social, político, costumbres, nuevos tipos de seres vivientes en un mundo ficticio o plasmas los problemas de la humanidad en los textos es sorprendente y sobretodo digno de admiración. 

Alguna vez te has detenido a pensar en lo afortunado que eres por aprender a leer, es cierto que es una actividad humana inmersa en nuestro diario vivir ya que mediante ella podemos interactuar, e interpretar los caracteres de un texto escrito y transmitir un mensaje estructurado y completo que acumule todos nuestros sentimientos.

Finalmente podemos decir que leer es un proceso de percibir y comprender la escritura, es maravilloso interactuar con los símbolos y letras, descifrarlas, buscar respuesta en ellas. Si bien la lectura es algo importante en nuestras vidas es aun mas especial para aquellas personas que disfrutan el placer de estar a solas con un libro, que magnifico que la lectura nos permita entrar en contacto con universos desconocidos, historias pasadas, que nos haga reflexionar sobre la condicion humana y sobre todo que entremos en contacto con pensamientos e ideas que modifiquen el transcurso del pensamiento y desarrollo humano.

Para ti. ¿Que importancia tiene la lectura en tu vida?

La mujer habitada Por Gioconda Belli

Hace semanas que termine de leer la novela "La mujer habitada" escrita por la nicaragüense Gioconda Belli, inmediatamente me encontraba en un estado de reflexión sobre los temas que aborda, en especial el contexto político que la autora plasma como ficción que se inspira en sucesos de la vida de un país bajo una dictadura y el papel de la mujer no solo como actor político sino como capaz de tomar las decisiones y transformar su destino sin miedo a as convenciones morales y/o sociales. El estilo de la novela es muy particular ya que pretende conectar dos historias que se sitúan en contexto históricos distintos pero que tienen en común el papel crucial de la mujer y las decisiones que determinan su destino. 

En la novela nos encontramos con la historia de "Itza" una indígena que junto a su esposo comparte el sentimiento de lucha por lograr que su pueblo detenga la conquista española, en ella podemos disfrutar de una narración maravillosa que añora el pasado, que revive con cada letra las costumbres de su pueblo, los paisajes que observaba y disfrutaba día tras día antes que llegara a tocare de cerca la invasión española. Por otro lado en el personaje de Lavinia nos encontramos con una mujer interesante que tras terminar sus estudios de arquitectura en Europa decide regresar a su tierra natal para aplicar los conocimientos aprendidos y llevar a cabo todas las ideas que tiene para mejorar y resaltar los paisajes de su pueblo, este proyecto de vida va cambiando por una serie de acontecimientos como el conocer a Felipe un compañero de trabajo con el cual al inicio de la historia solo comparte momentos de amor pero en el desarrollo le muestra una alternativa de vida que podría cambiar su destino y el mas importante diseñar la casa para un miembro importante del gobierno militar en su país.

La novela me gusto mucho por el papel de la mujer como protagonista y creadora de su destino ya que plasma la reivindicación de la mujer en el rol político y la independencia que tiene para no quedarse aislada de los asuntos importantes de la humanidad.

Estas dos mujeres no se quedan a esperar si las circunstancias se dan para hacer un cambio radical a su vida, ellas hacen que todo esto se de, me encanta ver a los personajes llenos de dudas y miedos que tendríamos naturalmente todos los seres humanos al afrontar una decisión como la de ser parte de un movimiento revolucionario o quedarse como espectador esperando que las cosas cambien. 

Esta novela plasma en gran manera el papel de la mujer como artífice de su propio destino, capaz de tomar las decisiones y afrontarlas sin acudir a nadie, con calidad de amor sin someterse y capaz de incidir en aspectos como la política y causas sociales.

El libro es también un reflejo de el poco respeto hacia los derechos humanos durante una dictadura militar y de la ley del miedo que se encuentra esparcida entre las clases sociales de no atreverse a un cambio.

Una buena novela para disfrutar de la literatura latinoamericana y sus grandes autoras.